El pulso del amor

El pulso del amor:

Luchar en contra del amor
Pulso al amor

Cualquier relación personal es una lucha continua por mantener la mejor afinidad posible, lo que siempre no es sencillo, pues precisamente en las relaciones de pareja al ser de las mas intensas, provocan grandes discusiones y enfrentamientos. En el amor se debe de compartir y querer, no se trata de un pulso para ver quien gana o quien tiene la razón, no estamos obligados a aguantar a nuestra pareja con independencia de las vinculaciones que tengamos con ella, deberíamos de usar la inteligencia emocional para saber gestionar las desavenencias y así tomar la actitud adecuada respecto de él o de ella, y darle las pautas que nos gustaría que siguiera y que nos haría mas felices y nuestra vida mas fácil. Lo que nunca se debe de pretender es cambiar a la otra persona, pues si el reproche va dirigido en ese sentido, lo mas normal es que perdamos el pulso, pues no es justo, o queremos a una persona o no la queremos, pero tenernos que aceptarla como es o como va evolucionando con el paso del tiempo.

Entender el amor como algo positivo y no destructivo
Aprender a querer

Debemos de utilizar en la medida de los posible la inteligencia emocional para saber querer, aprender y evolucionar con nuestra pareja, saber discriminar lo que no nos hace bien a nosotros, a nuestra pareja, ni a la relación en si misma, no estamos ante en enfrentamiento sino oportunidad de compartir la vida. No tiene sentido mantener una relación que no queremos y que nos somete a la contante tensión de tener que superar la rivalidad de cada momento del día, discutir por tonterías, luchar por demostrar que nuestra actuación es la correcta y la de nuestra pareja marido o mujer es la inadecuada, ¿para qué?, lo único que pasará es que se empeorará y deteriorará la relación y se puede llegar a provocar o favorecer que nuestro matrimonio acabe por desgracia en divorcio o separación sin necesidad por no haber sido capaces de enfrentar la situación desde el cariño y desde el querer en vez de desde el enfrentamiento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*